Algoritmo, la nueva dictadura.

EL DESPERTADOR AMERICANO

Moisés Mora Cortés

Quienes advertíamos en el arribo de un nuevo milenio, la esperanza por efectivas libertades y fidedigna evolución de nuestro entorno, con ingredientes tales como Internet, transparencia, democracia, tolerancia e igualdades diversas, entre algunas otras contemporaneidades, a medida que avanzan los años dos mil y a la fecha del 2018, nos hemos percatado de que todo fue un engaño ideológico y quizás hasta mercadológico.

Los sometimientos omnipotentes de “instancias ocultas” y “dominios imperiales” de los que nos hablaron en los años 70 y 80´s persisten a la fiel sentencia popular de “la misma gata, pero revolcada”, puesto que seguimos observando una realidad condicionada y relativa a nuestros alcances físicos, en donde aquello que no seamos capaces de constatar de primera mano, seguramente tiene la intervención de un tercero mediador que a conveniencia, habla a los demás cual si fuera una verdad científica.

A la luz de las revelaciones informáticas de intervenciones externas y manipulaciones estratégicas de la opinión pública, tan solo en los procesos electorales de los Estados Unidos, y por supuesto en México, pareciera advertirnos de una nueva dictadura contemporánea y que se encuentra en el control de algoritmos que terceros organizan a los consumidores de contenidos, fundamentalmente creyentes de las redes sociales.

Las tesis socio-políticas sobre el control de masas hoy en día mantienen vigencia con todo y la evolución tecnológica contemporánea en donde los nuevos imperios (no siempre territoriales e ideológicos) difícilmente identificados ahora, continúan sometiendo a la llamada “vox populi” que sigue confiando en terceras voces y liderazgos circunstanciales que responden a sus urgentes necesidades de respuestas inmediatas a afrentas milenarias.

Pese al innegable crecimiento y desarrollo de la ciencia y la tecnología, no necesariamente acompañada de mayor calidad y suficiencia en la formación, civilidad, educación y ciudadanización de las sociedades, persisten graves y ancestrales males como la pobreza, inseguridad, desempleo, insalubridad, justicia y estado de derecho, con lo que reprobados en nuestro compromiso por la evolución de las especies, terminamos por crear más ataduras y dictaduras que soluciones colectivas a nuestra legítima demanda por la trascendencia y la razón de nuestro paso por la vida.

@moisesmorac

 

 

Moises Mora Cortes6 Posts

CEO http://Notiemp.Com / Académico UP y UdeG / Srio. Gral. Fapermex / Presidente Consejero del Mecanismo Protección DD.HH. y Periodistas Jalisco

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register