Brújula Pública: Lo más delgado del hilo

BRÚJULA PÚBLICA
 
Rodolfo Aceves Jiménez
@racevesj

Sin duda alguna, el aumento al precio de las gasolinas trajo consigo una crisis en la forma de gobernar de la presente administración; así lo comentaron decenas de columnas de opinión, a lo largo y ancho del país. No es para menos, cuando en la más reciente encuesta de un diario nacional, sólo 12% aprueba la gestión del presidente Peña Nieto, mientras que 86% desaprueba su forma de gobernar. Una barbaridad.

Mientras el Gobierno Federal pide a la población que asuma las consecuencias por el aumento en el precio de la gasolina, resulta incongruente dicha petición, cuando sostiene privilegios por la vía de bonos, prestaciones, seguros, gastos de telefonía celular o diversos y el sostenimiento de un sistema de partidos en época no electoral, que resulta costoso.

El común denominador en múltiples ejemplos de corrupción que se presentan a lo largo y ancho del país, lo constituye la impunidad, como el elemento indispensable para que el servidor público o el político, no tenga un mínimo de vergüenza o conciencia en su realización.

La gravedad del problema. El Banco de México informa que la corrupción le cuesta al país, hasta 9% del Producto Interno Bruto (PIB). Por su parte, el Índice de Fuentes de Soborno 2008 (publicado por Transparencia Internacional), ya alertaba de que nuestro país ocupaba el segundo lugar a nivel mundial en prácticas de soborno tanto de políticos como de funcionarios públicos de niveles inferiores; y en los últimos 14 años, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) en los que ha documentado 458 expedientes y sólo se han consignado a 7 presuntos responsables de delitos.

El hilo se rompe por lo más delgado cuando se enfrenta en la realidad con la congruencia.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register