Chivas post Almeyda

EL LADO BRUSCO

Fabricio Brusco

Cinco títulos en tres años no fueron suficientes para que Matías Almeyda continuara como entrenador de las Chivas. Su salida del Club Guadalajara dejó varias preguntas, pocas respuestas y un nuevo entrenador: José Saturnino Cardozo.

Hace apenas tres meses, la afición del Guadalajara estaba sumamente molesta. El equipo que venía de conseguir el campeonato de la Concacaf había perdido a dos de sus grandes estandartes: Rodolfo Pizarro y Matías Almeyda. Los ánimos no eran los mejores y la directiva no terminaba por dar explicaciones que le hicieran sentido a los aficionados, por lo que el enojo de estos, no se terminaba por apaciguar.

La afición de Chivas estaba muy insatisfecha con lo que había pasado con su equipo durante el verano, sin embargo, el enojo no los cegó y supieron canalizar bien sus protestas: todas iban contra la directiva. No se tocó a los jugadores ni al nuevo entrenador, entendieron que estos no tenían la culpa.

Pese a que nunca se manifestaron en contra de Cardozo, el costal que recibió el nuevo entrenador era muy pesado; agarraba un equipo con una afición sumamente enojada, y era lógico, les habían quitado a su figura dentro del campo, al ídolo del banquillo y no había contratado a ningún jugador de renombre. Todos sabían que Cardozo no tenía la culpa de nada de lo que había pasado, no obstante, si no conseguía buenos resultados en sus primeros partidos, quedaría en la cuerda floja.

Y así fue, el equipo de Cardozo perdió tres de los cuatro primeros partidos de la Liga MX, cosechando tan sólo un punto en cuatro jornadas. El equipo no jugaba mal, incluso daba algunos indicios de un buen funcionamiento, pero como ya sabemos, en el futbol mandan los resultados. Esos mismos lo empezaron a dejar en una situación complicada, y si bien la afición sabía que él no era el mayor responsable, se le empezaba a mirar de reojo. Después llegó la hora de viajar a Veracruz. Todo cambió. Chivas ganó y empezó a acomodarse; de la quinta a la novena jornada, Chivas consiguió cuatro victorias y tan solo una derrota.

Cardozo logró lo que en los primeros partidos parecía imposible: que el equipo ganara y gustara, que los jugadores que venían de un bajón futbolístico empezaran a responder y que los jóvenes de la cantera, aparecieran como un recambio interesante. Ojo, así como las contrataciones de poco renombre y la incertidumbre que se creó a raíz de la salida de Almeyda son méritos exclusivos de la directiva, los buenos resultados de las últimas jornadas son mérito exclusivo del entrenador y los jugadores.

@bruscofabricio

 

Fabricio Brusco13 Posts

Estudiante de Periodismo apasionado por el fútbol, básquet, rugby y tenis.

¡Suerta Tata!

Ridículo Internacional.

EL POTRERO AZTECA.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register