Corriente “independiente”, una moda electoral

Israel Quiñones
@IsraelQDigital

Muchos han querido desmarcarse de las ideologías o geografías políticas y es importante el esfuerzo que invierten por salirse de una línea u otra, dependiendo de las intenciones que se tengan con respecto al próximo calendario electoral de 2018. La intencionalidad de regirse por la llamada corriente “independiente”, se ha convertido más en una moda electoral que en un verdadero intento por desplazar a los partidos del poder y esto puede demostrarse en lo que puede ser el laboratorio electoral que representa el Estado de México y su proceso electorero.

Mientras que la realidad política de México debe elaborarse más al interior, las pretensiones de la derecha mediática se han concentrado en la situación con el Presidente Trump, como quedó demostrado en la marcha convocada a nombre de #VibraMéxico, pues de una u otra manera, no hubo un centro medular en contra de las políticas económicas que el gobierno ha impuesto, sino que todo el peso del malestar mexicano quiso ser apuntado al exterior de la frontera norte.

Si bien es cierto que las políticas de Trump están afectando a nuestro país, también es cierto que el gobierno mexicano ha pugnado más por justificar el modelo neoliberal del gobierno estadounidense, al punto de que la CBS dio a conocer que el Secretario Videgaray asesoró al equipo de Trump en la orden ejecutiva de la construcción del muro en la frontera con nuestro país.

En este orden de ideas, hay una especie de unidad malversada y que a su vez, intenta moderar el descontento social que impera en México, justificando al gobierno federal de la ineptitud mostrada por la gran fuerza fascista del gobierno de Trump, sin embargo el entreguismo a generado que el gobierno haya abierto las puerta a otro gran desastre, pues el acercamiento de una gran crisis humanitaria puede ser el siguiente escenario que se dé.

Es necesario que no dejemos de lado el reporte que la ONU, por medio de Acnur ha dado a conocer con respecto a nuestro país, ya que México dejará de ser un país de transito para convertirse en una nación de destino de refugiados, principalmente de América Central, en donde las condiciones de violencia han obligado a miles de personas a escapar de sus países de origen como Honduras y Guatemala, ya que las condiciones de desigualdad, sumadas a los procesos violentos que principalmente provienen de las pandillas, provocan que miles de familias completas salgan de sus hogares para buscar menor daño a los suyos.

Las peticiones de refugiados en la secretaria  de Gobernación han aumentado dramáticamente, ya que al vislumbrar la poca posibilidad de llegar a los Estados Unidos por las políticas migratorias impuestas por Donald Trump, han convertido a México en el destino de consolación de estos migrantes o mejor dicho, desplazados por la violencia creciente y las pocas oportunidades que existen en la región.

El sociólogo polaco Zigmun Bauman, quien falleció a principios de este 2017, planteó lo que llamó “La zona fronteriza global” en su libro “Vidas desperdiciadas; la modernidad y sus parias”. Bauman plantea que el comportamiento cruel del capital y el excedente de la mano de obra, sumado al fenómeno de la violencia regional (y especifico), beneficia el crecimiento de “residuos humanos” importados a otras naciones y creando un modus operandi de segregación para encarecer o abaratar el mercado laboral y en este caso, el más beneficiado resulta ser Estados Unidos, generando una crisis migratoria y humanitaria de proporciones graves, ya que México no ha podido resolver sus problemas de crecimiento en el empleo, mucho menos el tema de la violencia por el narco.

Mientras que la marcha del domingo no protegía derechos laborales, migratorios o humanos, si pretendía generar una coyuntura con el gobierno federal o cuando menos hacer de lado la verdadera situación social, política y económica que envuelve no sólo a México, sino a Mesoamérica.

Es necesario comprender lo que el gobierno federal ha fortificado o en su defecto, lo que en los obscuro está tratando con Trump, pues es prudente pensar que el verdadero muro no estará en la frontera norte, sino que tal vez sea trasladado a la frontera sur.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register