¿Cuál es el futuro de la industria automotriz de México?

Unas 730 mil personas trabajan en la veintena de ensambladoras donde ocho compañías transnacionales producen más de 40 modelos. / Foto: Especial

Por Luis Brito / XINHUA

La industria automotriz de México, la cuarta exportadora de automóviles a nivel mundial, no mira la actual desaceleración económica global como un freno en su camino a cumplir el objetivo de producir 5 millones de vehículos en 2020, un 47 por ciento más que en el último año.

El vicepresidente de Relaciones Corporativas de Volkswagen de México, Thomas Karig, dijo a Xinhua que el mercado de Estados Unidos, el principal destino de los autos mexicanos, no crecerá en doble dígito como en años anteriores, pero mostrará un “nivel muy alto” a corto plazo.

“El mercado interno está creciendo en forma muy sólida y el mercado europeo está creciendo bien. En Latinoamérica el foco rojo es Brasil pero, por lo demás, los otros mercados están sosteniendo una demanda muy robusta. En ese sentido el pronóstico es optimista”, abundó el directivo de la firma alemana.

México rompió récords de producción, exportación y venta interna en 2015, lo que ha llevado a la industria automotriz a aportar el 3,5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) del país, recordó Herman Morfin, director de Comunicación Corporativa de Nissan Mexicana.

El país produjo 3,4 millones de unidades el año pasado, de las cuales exportó 2,8 millones, el 82 por ciento, a Norteamérica, Europa, Sudamérica y Asia, afianzándose como el séptimo fabricante a nivel global, según el gobierno federal.

Sólo la japonesa Nissan, líder del sector, manufacturó casi 823.000 vehículos en sus tres plantas en México, una cifra 2,1 por ciento mayor a la de 2014, que le permite pronosticar que llegará al millón de autos anuales a partir de 2018.

“Nissan Mexicana es la operación referente de la marca a nivel global por su destacado desempeño”, apuntó Morfin.

La firma alemana, entre las cuatro principales marcas en el país, produjo 457.000 automóviles en su planta del central estado de Puebla en 2015, el 80 por ciento destinados a la exportación a más de 140 países.

Karig expuso que la producción que sumen nuevas ensambladoras que están en planeación o construcción, como una de la marca Audi en Puebla, permiten afirmar que se cumplirá el pronóstico de fabricar cinco millones de autos en 2020.

El optimismo, agregó el vicepresidente de Volkswagen, se basa también en los factores que permitieron la evolución de la industria desde los año 90, tales como la apertura comercial de México, su estratégica posición geográfica, una amplia red de proveedores y una competitividad en costos y calidad.

SEGUNDA INDUSTRIA MANUFACTURERA DE MEXICO

En la actualidad, el sector automotriz representa cerca del 19 por ciento del PIB de la manufactura y está sólo detrás de la industria alimentaria, según datos del sector y del gobierno.

Unas 730 mil personas trabajan en la veintena de ensambladoras donde ocho compañías transnacionales producen más de 40 modelos y en las 500 plantas de autopartes distribuidas en el centro y norte del país.

Eduardo Solís, presidente de la AMIA, afirmó en entrevista que la industria genera cerca de 1,8 millones de empleos en México contando los puestos indirectos en las áreas de postventa de vehículos y de recambio.

Por ejemplo, Nissan emplea a 13 mil personas en sus tres fábricas y sólo en Aguascalientes genera 22.000 trabajos indirectos entre sus proveedores, expuso su director de Comunicación Corporativa.

Morfin agregó que un nuevo complejo que se alista en el mismo estado, producto de la alianza entre Nissan-Renault con la firma alemana Daimler para la fabricación de modelos Mercedes Benz e Infinity, sumaría otros 3.500 puestos directos y 10.000 indirectos en 2020.

Cerca de 9.000 técnicos comparten labores con más de 215 robots para producir un promedio de hasta 1.900 Jettas, Beetle y Golf a diario en la planta de Volkswagen en Puebla, una instalación de 310 hectáreas que celebrará su 50 aniversario el próximo año.

El director del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), Pablo Wong González, consideró que la industria logró combinar inversiones, alta tecnología y productividad con empleos de mayor calidad frente al resto del sector de la manufactura.

RETOS DE LA INDUSTRIA HACIA EL 2020

En su camino de crecimiento, la industria automotriz observa al menos cuatro retos, uno de ellos el incremento de la red de proveedores mexicanos de materias primas como acero, plástico y resina que actualmente se importan en dólares.

Ante la depreciación del peso mexicano frente al dólar, una mayor proveeduría nacional de esas materias primas es “un punto clave” para que la industria crezca, dijo Morfin.

El vicepresidente de Volkswagen señaló, por su parte, que la infraestructura de puertos y carreteras tendrá que crecer al ritmo de la industria para que los vehículos cuenten con salidas hacia los mercados internacionales.

“Otra preocupación dentro de la industria y, sobre todo con nuestros proveedores, es la disponibilidad de mano de obra capacitada. Se tienen que tomar y se están tomando acciones para asegurar que existan suficientes personas con el nivel de capacitación”, agregó Karig.

Por último, Morfin enfatizó que hay que impulsar el acceso de los mexicanos al financiamiento de cara a aumentar el mercado interno, en el cual el 55 por ciento de las adquisiciones de autos nuevos se realizan mediante crédito.

 

Enrique Cárdenas208 Posts

Fundador de Reforma y de exitosas páginas online de los medios El Universal, Televisa y Excélsior. Pionero en el periodismo digital.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register