Del periodismo y las agresiones vs la verdad que de éste emerge.

La violencia intrínseca que el gremio periodístico está sufriendo en nuestro país, es un asunto verdaderamente preocupante, puesto que la cantidad de agresiones en contra de los trabajadores de la información son cada vez más cruentas y algunas de estás agresiones culminan en asesinatos cobardes y arteros en contra de la labor periodística que realizan estos valientes seres humanos.

La retorica que el estado ha adoptado de querer demostrar que la protección a periodistas es una prioridad de la administración federal en turno, terminó más en caer en la critica de los mismos comunicadores, quienes están solicitando soluciones reales al recrudecimiento de la violencia en contra de ellos y sus colegas, sin embargo, el gobierno federal no ha pasado de realizar actos protocolarios pomposos más que ejecutar acciones y sobreponer con voluntad política claros lineamientos y acciones concretas para terminar con este tipo de agresiones en contra de los periodistas.

Valdría la pena analizar con detenimiento el fenómeno que implica el deterioro social a partir de la desigualdad, esto aunado a las malas políticas sociales, las cuales en lugar de incentivar la sustentabilidad comunitaria o en su defecto, incrementar la inversión privada y con ello el crecimiento en los índices de empleo, son ejecutadas como programas clientelares para los tiempos electorales a la vez de que la falta de oportunidades claras en el desarrollo educativo son factores clave para comenzar a entender el fenómeno que envuelve al crimen organizado en este país y que no sólo se refiere al narcotráfico; podríamos decir que los grupos del crimen han diversificado sus negocios y campo de acción, pero esto ha ocurrido sin lugar a dudas con la complacencia de las autoridades.

Desde la implementación de las reformas estructurales en este gobierno, no han cumplido lo que desde un principio se prometió, para conseguir una relativa aprobación popular, con el manejo mediático y los acuerdos partidistas el aumento en los índices de desigualdad ha ido en aumento y decremento de la estabilidad económica, política y social en nuestro país, pero todo esto como resultado de enfundar negocios e intereses personales dentro de leyes que promueve la clase política.

La política mexicana se ha ido descomponiendo según los intereses de los tecnócratas y es por ello que la incomodidad producida por la investigación periodística se traduce en amenazas, hostigamiento y en ocasiones termina con la vida del periodista. Estos casos se dan más a niveles locales, es decir, a nivel municipal o estatal, ya que en el ámbito federal el caso más sonado ha sido el de la periodista Carmen Aristegui, que resulta ser un caso de represión claro en contra de su línea editorial.

Por el lado contrario podemos encontrar a los periodistas que viven del régimen, es decir, que su opinión, línea editorial y todo su quehacer periodístico va a favor del gobierno en turno. En este caso no se trata de emitir una lista que resultaría interminable y sino cuando menos sería lo suficientemente amplia como para aburrir al lector, sin embargo podemos resaltar casos como Ciro Gómez Leyva, David Páramo, Ricardo Alemán, Pablo Hiriart, entre otros, que viven para desdeñar a luchadores sociales, movimientos que no favorecen al gobierno y en el peor de los casos, en querer borrar la realidad brutal que vive el pueblo mexicano en estos días oscuros.

No se trata de explotar en rabia, aunque en ocasiones resulte complejo dejar la visera de lado, pues ante la espantosa cantidad de injusticias que todos los días tienen lugar en México, no es posible que aparezcan esbirros y gusanos del poder como David Páramo diciendo que las reformas estructurales son buenas para la sociedad, que han beneficiado los salarios, los empleos y que han bajado los precios de los energéticos. ¡Esto es una desvergüenza total!

Lo importante de todo esto es que las agresiones en contra del periodismo comprometido y critico no queden impunes, pero más allá de eso, que cesen los ataques en contra de los comunicadores que realizan un periodismo verás y critico, ese periodismo que informa y abre los ojos de la sociedad, ese periodismo que tanto necesita el país, que tanto necesitan los mexicanos y que da un respiro de verdad a la patria.

@IsraelQDigital

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register