EL EJEMPLO DE CHINA PARA TODO EL MUNDO.

EL DESPERTADOR AMERICANO. Moisés Mora Cortés.

Unidad, decisión, compromiso, determinación y esfuerzo, son algunos de los
principales ingredientes colectivos que hacen de China, el indiscutible líder
global de hoy en día no tan solo comercial y militarmente hablando, sino
también en el ejercicio de buenas prácticas de gobierno para desterrar la
pobreza y mejorar la distribución de la riqueza, convirtiéndose incluso en la
nación líder en el ejercicio del comunismo y la libre empresa.
Aunque pareciera un contrasentido, China, a través de su líder del Partido
Comunista y presidente de la República Popular, Xi Jinping, se ha vuelto más
eficiente y mejor practicante del comunismo que la propia Rusia, con
tangibles resultados que hacen palidecer al socialismo en España e incluso
Cuba, donde los ingredientes de corrupción y burocratismo han diluido sus
avances, aspectos en los cuales, nuestros aliados asiáticos se han mostrado
mucho más efectivos en su combate y erradicación, comenzando por el
exclusivo círculo rojo, hasta llegar a los más modestos servidores públicos.
Pero además, a diferencia de Estados Unidos, la nación preponderante del
capitalismo y el liberalismo económico, en China se advierte en los últimos
cinco años, una mayor apertura económica y de promoción de inversiones
extranjeras, dejando en condición vergonzante al presidente Donald Trump,
otrora magnate insignia de la libre empresa. Los niveles de crecimiento
económico chino son los más altos del mundo desde hace varios años y
además, 60 millones de pobres dejaron de serlo en los últimos 5 años.
Tales afirmaciones, advierto, provienen de un escéptico por naturaleza como
lo es un servidor, sin embargo, mis más recientes visitas a China, con agenda
propia y sin acompañamientos oficiales, observando a profundidad sus
estructuras institucionales y desenvolvimientos sociales, me obligan a llegar a
esas consideraciones, en la firme convicción de la visión crítica del periodista
y personal de un incrédulo nato.

Cierto es que existen muchas otras asignaturas pendientes por resolver, y
sobre las que se están trabajando, pero comparto la visión del mandatario
Jinping de que un socialismo o comunismo que no fortalezca los bolsillos y la
calidad de vida de los ciudadanos, no tendría porque existir, así como un
capitalismo incapaz de redistribuir las ganancias entre sus forjadores, por lo
que reitero que todo el mundo debe aprender mucho del ejemplo chino para
salir adelante a pesar de los retos, y si ellos lo lograron en una nación ocupada
en atender todos los días a más de 1,600 millones de chinos, qué no podemos
esperar de las demás naciones del planeta con tan exitoso modelo.

@moisesmorac

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register