El IFT y su desconocimiento de la realidad.

Por: Israel Quiñones

Desde la semana anterior, el IFT se ha dado a la tarea de filtrar información acerca del tema de la división de funcional de Telmex. Pareciera que quieren acomodar el panorama de una forma prácticamente irremediable para la empresa de Carlos Slim; sin embargo, debemos subrayar que el modelo regulatorio de división que están queriendo imponer, es un modelo fracasado y, que no congenia con las nuevas tecnologías de la información y comunicación que están evolucionando constantemente y, el modelo regulatorio que la pandilla de Contreras quiere establecer, cuenta con más de una década demostrando su inutilidad.

La reforma en telecomunicaciones y radiodifusión, nació con la intención de mejorar el servicio de los dos sectores involucrados y generar mejores condiciones para la competencia e inversión. La verdad radica en que, con el modelo regulatorio en el sector de las telecomunicaciones el sector se ve seriamente afectado, ya que, se había alcanzado un nivel alto de penetración de banda ancha fija, con un crecimiento constante del 8 por ciento anual, además de que, México es el país con mejor velocidad de banda ancha de América Latina y el cuarto en el mundo en accesibilidad. Es decir, el sector de las telecomunicaciones creció como nunca antes, siendo de los pocos que mantuvo está dinámica durante lo que va de este sexenio.

Según la OCDE, entre 2014 y 2017, las tarifas de interconexión bajaron un 84 por ciento. Sin embargo, esto no fue trasladado al consumidor final por parte de las compañías beneficiadas, pues, la limitación en la libertad tarifaria ha causado que las tarifas al consumidor final no sean las más deseadas a pesar de que, México es el poseedor de las tarifas de telecomunicaciones más bajas del continente, pues sólo pensaron en beneficiar a Televisa y a AT&T, empresa que amagó con no invertir si le quitaban la tarifa cero de interconexión. Además, según datos de la empresa alemana “Siemens”, nuestro país cuenta con el liderazgo de digitalización en internet de las cosas en Latinoamérica y está posicionado como el quinto a nivel mundial.

Con todo lo anterior, es increíble que el IFT continué con la necedad de querer dividir a la empresa que más inversión tiene en su red fija de cobre y fibra óptica, o quizá, ese sea el punto, ya que, al no querer regular a Televisa con equidad en el sector de la radiodifusión, es claro que el Comisionado Presidente del Instituto Federal de Telecomunicaciones, juega con los dados cargados a la empresa dirigida por Bernardo Gómez y De Angoitia. Es un hecho que, la división de Telmex atenta contra la reforma en telecomunicaciones que el mismo instituto ha defendido a capa y espada, con declaraciones y publicidad y, a pesar de su propio dicho, el IFT continua en su postura irracional que puede afectar la fuente de trabajo de más de 60 mil mexicanos que dependen directamente de esta filial de América Móvil.

Es igual de preocupante el hecho de la inequidad de conectividad que existe entre zonas rurales y urbanas de nuestro país. Por ejemplo, el 86 por ciento de los habitantes de zonas urbanas tienen acceso a una conexión de internet y, por el contrario, en zonas rurales sólo el 39.2 por ciento tiene acceso a conectividad. Es decir, que la regulación impuesta por el IFT, ha inhibido la inversión de infraestructura en zonas rurales, ya que esta inversión sólo la realizaba Telmex por la concesión que posee y, este dato lo encontramos en su propio informe llamado: ENDUTIH 2017.

Mientras que hay una evolución completamente arrolladora en el campo de las TIC, en el sector de la radiodifusión todo ha quedado en fraudes como el de Tecnoradio, en regalar televisiones para que la TDT tenga el mismo alcance que la análoga, para que Televisa no tenga que rendir cuentas a sus audiencias y continué sin compartir su infraestructura o, en su defecto, ser el monopolio de la televisión de paga. Vale la pena recordar que las intentonas de Televisa por participar en el mercado de las telecomunicaciones en el país, han sido una serie de fracasos como Nextel, Pegaso o Iusacel, este último de mano de Salinas Pliego.

Mientras que Televisa es el único poseedor nacional de la posibilidad de ofrecer servicios de convergencia, es claro que la dirección de esta empresa no sabe qué hacer con esto o, en definitiva, es un negocio que no les interesa, pues ellos están mucho más interesados en que la televisión continué como medio hegemónico de difusión informativa, especialmente en tiempos electorales, por ello la necesidad de cabildear con la “telebancada” la desaparición del derecho de las audiencias de la reforma constitucional.

Y por otro lado tenemos a la transnacional AT&T, empresa que ha crecido rápidamente en el sector de la telefonía y datos móviles en nuestro país, eso sí, de mano de subsidios privados de América Móvil que la LFTR le obligó a otorgar a la empresa de Slim, tal es el caso de la tarifa cero de interconexión, que se tradujo en un beneficio de más de mil millones de dólares para la empresa estadounidense.

Con todo lo anterior, queda claro que con la decisión que tomen los comisionados del IFT el próximo martes 27, como lo anunció el Instituto por la vía de la prensa, es posible que el cumplimiento del artículo 6 de la constitución sea imposible, además, la misma Ley Federal de telecomunicaciones y Radiodifusión contiene el artículo 18 transitorio, mismo que obliga a las empresas del ramo a cumplir con todos los derechos de los trabajadores del sector. Es por ello, que el IFT se estará dando un balazo en el pie, pues todos los logros que se presumen, tanto por el IFT, como por el gobierno federal, es casi seguro que los estarían tirando a la basura sin la participación completa de los telefonistas que laboran para Teléfonos de México, mismos que se verían afectados si la empresa pierde viabilidad financiera.

Defender a Telmex, es defender los logros de México en el desarrollo de sus tecnologías de la información y la comunicación, defender a la empresa más grande del sector, es defender la conectividad de las zonas más alejadas del país, defender el trabajo de los telefonistas, es defender el desarrollo económico, cultural, social, político y digital de México.

@IsraelQDigital

 

Jorge Urzua429 Posts

Periodista con 30 años de experiencia en medios electrónicos, con especial predilección por la radio, pero fascinado con las posibilidades que hoy ofrecen las nuevas tecnologías de la información.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register