“El mal del puerco”

SALUD CONSCIENTE

Brenda Peregrina

Esta creencia que día a día se va intensificando, hasta el punto que se ha convertido en una frase típica después de comer, y que no está bien, deberíamos estudiarlo más a fondo, ya que muchos creemos que es normal y lógico, ya que la sangre se concentra en el estómago y así podremos digerir los alimentos, por lo tanto, genera somnolencia al comer… perdón, pero esta creencia es falsa.

Al terminar de comer, cada alimento tiene su tiempo para pasar por el estómago y el intestino delgado, por ejemplo: el agua debe tardar cero segundos (debe ser neutra y no alcalina o ácida), las verduras entre 30 y 40 minutos, las nueces alrededor de 180 minutos, etc. Luego ingresan al intestino grueso (colon) para una digestión posterior en el cual debemos mantener una flora intestinal óptima a base de probióticos y prebióticos que optimice su función, aquí se da la absorción de agua y, finalmente, la eliminación de los alimentos no digeridos.

Sin embargo, los alimentos no tienen la misma acción cuando los nutrientes se mezclan y llegan juntos al estómago, esto es clave para un buen funcionamiento del sistema digestivo y sentirnos bien, y lograr la meta de nutrirnos; el sistema digestivo es totalmente codependiente de las decisiones que tomamos al momento de comer y si es una combinación balanceada, será una ayuda extraordinaria para todo el proceso de digestión, que dependiendo la mezcla, podemos tardar de entre 2 a 9 horas digerir todo. Esto es muy bueno e interesante, ya que mientras más tiempo duremos satisfechos es mejor y mientras menos trabaje el sistema digestivo también, la gran herramienta está en saber combinar el plato (de manera individual basándonos en el estilo de vida, estrés, ejercicio, entre muchos otros más) y que los micronutrientes logren su función, así el cuerpo tendrá sus reservas para continuar sin problemas, la regeneración celular.

Ahora bien, ¿por qué el mal del puerco? Los alimentos son alcalinos y ácidos, si en la elección que creemos saludable le damos a nuestro cuerpo mucho de uno y poco de otro, tardará más en poder regular el pH de los alimentos y que puedan llegar a la sangre en su balance óptimo; el estómago es independiente y al momento de recibir los nutrientes comienza a producir el jugo gástrico que es una mezcla de secreciones de varias células epiteliales especializadas, tanto superficiales como de las glándulas gástricas. Su composición química consiste en agua, ácido clorhídrico, trazas de cloruro de potasio, cloruro de sodio, bicarbonato, enzimas y mucus. Gracias a la acción de los jugos gástricos, el bolo alimenticio pasa a formar una sustancia pastosa denominada quimo que está preparada para pasar a los intestinos.

Si la combinación del plato fue muy ácida o alcalina o tóxica, el estómago tendrá que trabajar muchísimo más para darle su balance de pH y así poder entregar los nutrientes en su estado óptimo; esto hará que todo se alente, que algunos micronutrientes comiencen a echarse a perder, que generemos gases, inflamaciones, incomodidad, reflujo, etc. y es aquí donde después de comer, corremos por una bebida energizante, una pastilla para la acidez estomacal y mil cosas más con la finalidad de sentirnos mejor después de comer y claro que esto nos cansa, nos colapsa, nos pone de malas y si analizamos todo, y somos honestos, puede ser que llevemos años así y es cuestión de tiempo y diciplina para que esto mejore y en vez de cansancio, se vuelva en energía.

Tip: Muchos de los antiácidos estomacales en combinación con la Coca Cola, descalcifican; los alimentos industrializados nos dejan tóxicos en el cuerpo que tardan hasta 3 años en salir y seguimos buscando el error afuera, cuando en tus manos está sentirte bien con elecciones saludables que le darán a tu cuerpo esa energía tan añorada, sin facturas posteriores.

 

@BrendaPeregrin4

bptrainingmx@gmail.com

 

 

Brenda Peregrina16 Posts

Conferencista, coach internacional de salud y estilo de vida con 14 años de experiencia y certificaciones globales en fitness, rehabilitación física y nutrición genética.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register