En paralelo: Trump, guerra mediática & Aggionarmento I

EN PARALELO
 
 Erick Lobo
@ErickLobo

Desde que asumió la Presidencia, Donald Trump, uno hubiese pensado que se acabaría la guerra mediática que se dio durante la campaña electoral y que emprendieron la mayoría de los principales medios de comunicación en los Estados Unidos que son pro-demócratas o simple y llanamente anti-Trump (CNN, The New York Times y Washington Post, por citar algunos ejemplos).

La realidad nos está mostrando que no ha sido así, es evidente que se ha intensificado la guerra contra el nuevo mandatario, a tal punto que muchos expertos críticos de la comunicación pública estadounidense han señalado que lo que estamos presenciando es inédito en la relación medios – gobierno federal. En pocas palabras, se ha constituido todo un ecosistema de periodismo militante en contra del nuevo presidente.

En una reciente encuesta nacional llevada a cabo por la Universidad de Quinnipiac, se mostró que la mayoría de los ciudadanos, hasta 48% está a favor de la restricción temporal de acceso a la Unión Americana de países propensos a la actividad terrorista, y en 42% en contra.

Sin embargo, la cobertura hecha por muchos medios de comunicación arrojaba un exceso en la cobertura de las manifestaciones que se estuvieron desarrollando en buena parte del territorio norteamericano ante este hecho, sumado al posicionamiento discursivo de la idea de un “veto musulmán” por parte del presidente hacia esa comunidad, cuando está claro que es una medida temporal focalizada a 7 naciones con mayoría musulmana de un total de 57 países con dichas características religiosas en todo el mundo.

¿Qué motiva continuar la guerra mediática en contra de Trump? Hay dos respuestas que considero significativas. La primera de ellas tiene que ver con las elecciones de medio término a realizarse el año próximo en donde se renovará por completo la Cámara de Representantes y un tercio del Senado, aunado a las elecciones en 36 Estados. Esos comicios son de vida o muerte para el Partido Demócrata que se encuentra sumido en una de sus más grandes crisis desde su fundación. Recordemos que los demócratas no solo perdieron la Presidencia, luego de 8 años en el poder, también perdieron la mayoría en ambas cámaras del Congreso y pasaron de gobernar 28 Estados en 2009, a 18 el año pasado.

La segunda respuesta tiene que ver con la necesidad de los medios tradicionales pro-demócratas y anti Trump de recuperar su poder de influencia, habida cuenta de que no pudieron frenar la victoria presidencial del magnate en las pasadas elecciones.

Se trata pues de demostrar que si bien no se pudo evitar que ganara el candidato antiestablishment, sí se puede frenar el desarrollo de su gobierno desde el primer día, mostrando al mandatario como un presidente errático, ex ante y ex post.

analisis@notiemp.com

 

Disyuntiva TV2512 Posts

Periodismo Digital Independiente #PDI

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register