Encara joven violado a sacerdote Carlos Franco en Oaxaca

Dario Nolasco /ADNSureste.info
@adn_sureste

Oaxaca de Juárez, 20 de julio. Entre gritos de i Cura violador de jóvenes ! y i mentiroso!, amigos y familiares de Lenin, le exigieron al sacerdote Carlos Franco reconocer que había violado al joven, ya que había cámaras de seguridad y testigos que lo señalaron directamente de este hecho.

Apoyados por la coordinadora del proceso evangelizador de la Catedral Metropolitana, perteneciente a la Arquidiócesis de Antequera Oaxaca, Laura Antonio Zaragoza, mujeres y jóvenes irrumpieron la conferencia de prensa que daría el vicario de la Catedral Carlos Franco Méndez Pérez, acusado de violación en contra de Lenin Moisés López Jiménez.

El sacerdote, quien pasó una semana en la cárcel, se disponía a ofrecer su versión de los hechos por los que fue acusado cuando los jóvenes y mujeres, con pancartas en mano, le gritaron de frente que dijera la verdad, ya que todos los que trabajaron el pasado  Jueves Santo habían sido testigos de lo sucedido en el curato de la Catedral Metropolitana.

En medio de los gritos y las acusaciones, la mamá del joven, con lágrimas en los ojos le reclamó que todo lo que había declarado ante la justicia era mentira, ya que nunca le había llamado tal como lo dijo en su declaración para decirle que había sucedido con su hijo.

Al sacerdote no le quedó otra opción más que salir corriendo del lugar donde ofrecería su conferencia acompañado por su abogado, ya que fue imposible enfrentar y controlar a los católicos que llegaron a este sitio a enfrentarlo.

En el comunicado que comenzó a leer el cura, manifiesta que desde que tuvo conocimiento de las acusaciones que le habían hecho acudió a las autoridades para presentar su verdad.

“Niego rotundamente el delito del cual me acusaron, como sacerdote guardaré en secreto la infamia cometida en contra de mi persona, soy inocente de las acusaciones que me hicieron, así lo probé ante el juez y así lo acredite, por eso estoy libre”, señala.

“A pesar de que fui objeto de violaciones a mis derechos humanos, enjuiciamiento y sentencia a través de los medios de comunicación, afectando mi nombre, mi familia, mi ministerio y al arzobispo sinceramente los he perdonado”.

Mientras los feligreses y jóvenes amigos de Lenin perseguían a Pérez Méndez que salió corriendo del lugar, en una esquina lloraba Lenin, consolado por sus compañeros que lo acompañaron a enfrentar al cura.

Antes de estos hechos, Lenin Moisés López Jiménez aseguró en una conferencia de prensa que había dado previamente que su único fin era desenmascarar al sacerdote y evitar que otros menores pasaran por la misma situación.

“Exijo justicia, se ha dicho que no ha sido la primera vez que ha pretendido abusar de chicos, pero por miedo no lo han denunciado”.

“Yo tengo pruebas de que me buscó después de todo lo que pasó, diciéndome que regresara a la Catedral”, afirmó.

Lamentó que al tener conocimiento de estos hechos el arzobispo José Luis Chávez Botello les haya pedido discreción, además de que nombró como encargado del asunto al secretario canciller Lorenzo Fanelli, quien nunca hizo nada para aportar mayores elementos a la investigación.

“Se entregaron las pruebas suficientes pero no las aceptaron también se negaron a recabar más pruebas como las cámaras de seguridad del curato que nunca las entregaron, ahí está todo”, sostuvo.

Por su parte, la coordinadora Laura Antonio Zaragoza reiteró que como testigo había aportado todos los elementos que evidenciaban al padre del abuso que había cometido.

“Demandamos justicia porque si regresa a una iglesia es un peligro para los menores que ofrecen su servicio en la iglesia, él es culpable, yo lo vi”, finalizó.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register