Geopolítica del holocausto.

CALEIDOSCOPIOS

 Dr. Eliseo López Cortés

 Durante la Segunda Guerra Mundial, en la Europa ocupada por los nazis, seis millones de judíos fueron exterminados en un proceso de “limpieza nacional” llamada, la solución final; fue diseñada específicamente por Adolf Hitler, como política pública de exterminio de los supuestos enemigos del Estado.

Los campos de concentración y de exterminio, fueron diseñados para personas “asociales” o “anormales”. Además de los judíos, fueron encarcelados comunistas alemanes, homosexuales, gitanos, testigos de Jehová, clérigos cristianos, polacos, rusos, y otros prisioneros de guerra.

Estos campos de concentración y de exterminio, operaron de 1938 a 1945, en Alemania, y posteriormente en Francia, Holanda, y sobre todo Polonia, donde el genocidio sistemático, exterminó en total diez millones de personas, “enemigas” del Tercer Reich. Al desmantelarlos, al final de la Segunda Guerra, los aliados, tanto rusos, como occidentales (norteamericanos, canadienses, ingleses, franceses, etc.), mostraron al mundo el horror de la muerte, sobre millones de seres indefensos.

Increíblemente la ultraderecha política mundial, desde la década de 1950, empezó a negar la existencia del holocausto y que los exterminios, nunca existieron. Décadas después del genocidio, sigue negándose por los radicales de ultraderecha y los neonazis, el holocausto; el colmo de la Torre de Babel del exterminio, se dio a inicios del año 2017, cuando políticos ultranacionalistas polacos negaron la existencia de los campos de concentración en territorio de Polonia y que fueron los alemanes, los responsables, si bien es cierto, también colaboraron algunas docenas de polacos, pero no fue regla.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, acusó a los polacos de complicidad en el exterminio, ignorando la realidad histórica, y generando un conflicto diplomático internacional, que obligó a los representantes de la Unión Europea, a cuestionar tanto a la derecha polaca, como al primer ministro israelí; la polémica geopolítica del holocausto continúa.

l.osos@live.com

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register