La chispa mágica y poderosa

ATERRIZANDO SUEÑOS
Bety Camiade

Cuando inicie en la disciplina de correr, lo que me movió para hacerlo fue el “deseo” de bajar los kilos de más que me había dejado mi cuarto y último embarazo. Así empecé, con un “deseo” inmenso de recuperar mi figura y volver a sentirme sana, ligera y en forma. No me gustaba correr para nada, pues no tenía condición y el agotamiento me sobrepasaba a solo cinco minutos de haber empezado a trotar.

Alguna vez escuché que, si ejecutas una actividad repetidamente sin interrupción durante 21 días, entonces ya estás del otro lado y se vuelve un hábito adquirido que no representa tanto esfuerzo. Pues bien, ésta era mi esperanza y “me aferré a cumplir cabalmente” con esa “rutina diaria de trotar al menos 30 minutos”.

Y así sucedió, comencé a bajar de peso, de tallas y a emocionarme porque lograba ya tener la condición para trotar ininterrumpidamente. Esta sensación de bienestar y de lograr objetivos me dio un empujón a una dimensión desconocida para mí. Pero que hoy es mi forma de vida y me ha traído infinidad de satisfacciones.

No imaginaba en esos inicios que llegaría a correr en el Desierto del Sahara, en competencia 250 kilómetros o en la Selva del Amazonas o en un desierto de hielo, el llamado continente blanco, La Antártida. Y por si fuera poco que estas experiencias vividas traerían tal emoción que a mis familiares y amigos motivaría y de ahí surgirían esas charlas a las que me invitan para compartir ahora en foros con jóvenes, con niños, con mujeres, con deportistas.

En los dos primeros párrafos de esta lectura notarás que hay una palabra que puse entre comillas, te pido regreses y observes ahora. Así es, es la palabra “deseo”.  A menudo me preguntan cómo es que he logrado esos retos tan demandantes y hoy creo que para alcanzar el potencial personal hay que saber escuchar nuestra voz interior, debes prestar atención a “tus deseos” a “tus sueños” pues definitivamente ellos buscan que se manifieste todo ese potencial del que has sido provisto para que alcances el éxito creando lo que te apasiona y por ende te sientas pleno y feliz con lo que haces.

El primer deseo quizá tenga como objetivo algo pequeño y alcanzable a corto o mediano plazo, pero es el inicio de una cadena de explosiones maravillosas que se manifestarán en tu vida y que ni siquiera imaginaste; algunas de ellas te llevarán a lograr lo que te propones, otras no tanto, pero serán la pauta a seguir para aprender, ponerte a prueba y alcanzar hasta desafíos insospechados.

Debes saber que “el deseo” y su realización necesitan de LA CHISPA MÁGICA Y PODEROSA que detonará esa explosión de triunfos en tu vida y esa chispa es LA VOLUNTAD.

Para poder crear necesitas estar dispuesto, debes saber que LA VOLUNTAD solo se manifiesta “haciendo” (por eso es que en el tercer párrafo puse entre comillas dos frases).

Que TU VOLUNTAD sea de hierro, inquebrantable. Tengo un mantra que me gusta repetirme: “Nada es más fuerte que mi voluntad” y créeme que cuando te apasiones por lograr tus sueños, así será.

miabety@gmail.com

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register