¿La MLS está cerca?

El Lado Brusco.

Fabricio Brusco

Durante los últimos días se empezó a sentir, como pocas veces, la presión y la cercanía de la MLS hacia la Liga MX. La llegada de Chicharito a Los Ángeles Galaxy y la inminente llegada de Rodolfo Pizarro al Inter de Miami, han hecho que nos preguntemos seriamente si nuestra liga doméstica sigue muy por encima de la estadounidense o esta se ha acercado considerablemente.

La liga MX tiene grandes atractivos tanto para los jugadores como los aficionados; estos van desde un fútbol bien competitivo y grandes jugadores, hasta salarios capaces de competir con equipos de media tabla europeos. Lógicamente también tiene cosas que no están del todo bien: árbitros mediocres, una organización cuadrada, poca protección al futbolista y, en muchos casos, ciudades con situaciones sociales que no convencen del todo al jugador.

Por otro lado, tenemos al Norte de nuestro territorio, una liga que cuenta con buenos beneficios para los jugadores como lo son los grandes salarios, la poca presión de la prensa y ciudades que entregan una calidad de vida admirable; sin embargo, a nivel futbolístico parece que siempre ha quedado a deber, ya que si bien grandes estrellas desfilan y han desfilado por su fútbol, da la impresión que lo hacen única y exclusivamente para irse del fútbol con un gran fondo de retiro.

Desde la que se creó la MLS, jamás dio la impresión de que esta se acercara futbolísticamente a la liga mexicana, se entendía que cada una buscaba un papel distinto en el mundo del futbolístico. No obstante, en los últimos años la lógica de la liga de EEUU ha cambiado, ya no solo se contratan jugadores cerca del retiro, también se busca llevar jóvenes que entreguen un buen nivel y mejoren futbolísticamente a la liga. Esto último es lo que nos empieza a hacer dudar si realmente el nivel empieza a ser similar.

Que un jugador que está próximo a cumplir los 26 años como Pizarro prefiera jugar en la MLS sobre la Liga MX, no debería terminar en un regaño al jugador; debería llevarnos a reflexionar sobre qué es lo que lo lleva a tomar esa decisión sin caer en el simplismo de decir “lo hace por crecer económicamente”, ya que eso también lo puede lograr (y lo logra) jugando en la liga mexicana. Lo importante es ver los otros motivos y hacer algo para que a futuro, los jugadores decidan quedarse.

Tampoco hay que ver el crecimiento de la liga estadounidense como algo malo, esto también puede hacer que la competencia en la CONCACAF crezca y con esto aumente el nivel de la región, llevándonos también al crecimiento de un fútbol doméstico que ya no compite con los equipos de la CONMEBOL.

@bruscofabricio

 

Fabricio Brusco44 Posts

Estudiante de Periodismo apasionado por el fútbol, básquet, rugby y tenis.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register