Muchos nombres, ningún proyecto…

EL LADO BRUSCO

Fabricio Brusco

Recientemente la Federación Mexicana de Futbol dio a conocer que Juan Carlos Osorio no renovará su contrato con la selección nacional; a raíz de esto, comenzaron a sonar diferentes nombres para sucederlo. Al parecer, hay tres candidatos que pican en punta para remplazar al colombiano: Miguel Herrera, Matías Almeyda y Ricardo Ferreti, aunque este último ya se descartó para el cargo.

Encontrar una similitud en los estilos de estos tres entrenadores, es casi como encontrar una aguja en un pajar, roza lo imposible. Parece que todo el proyecto de la selección se resume en quién será el entrenador. Da la impresión que el proyecto de la selección mayor no va de la mano con el de las selecciones juveniles, que son cosas totalmente diferentes. Esto lamentablemente no es nuevo, es algo que se repite desde 1994.

El tiempo ha demostrado que iniciar cada cuatro años un nuevo proyecto te lleva siempre al mismo resultado: Octavos de final.

Todo indica que este proceso mundialista no será la excepción, que se elegirá a un entrenador sin tener un proyecto a largo plazo. Sería muy interesante hacer como el Chicharito e imaginar cosas chingonas, pero aún imaginando que este nuevo entrenador lleve a México a una semifinal del mundo en Qatar 2022, sabemos que esta sería por un golpe de suerte y no por un proyecto que le permita a México seguir progresando para los próximos mundiales.

México no necesita un entrenador que sea el eje central del proyecto de la selección, necesita que sea una pieza más. Necesita una planificación a largo plazo, un proyecto que implique que el mismo sistema de juego que se utiliza en las selecciones menores sea el que se utilice en la selección mayor, necesita que se implemente un estilo de juego que trascienda a los entrenadores.

No es momento de que los directivos se sienten como cada cuatro años a discutir y decidir quién debe ser el nuevo director técnico de la Selección Mexicana. Es momento de que se haga una reflexión más profunda y se designe a un director de Selecciones Nacionales que tenga el poder de planificar, por lo menos, los próximos 12 años de la Selección Mexicana, que haga un proyecto integral. Una vez que ese proyecto esté bien definido, designe a un entrenador que tenga el perfil para adaptarse al mismo.

La selección azteca viene desde hace más de 20 años repitiendo la misma modalidad de toma de decisiones y, casualmente, los mismos resultados. Es momento de cambiar la forma de hacer las cosas para así poder cambiar los resultados; es momento de que el entrenador se adapte al proyecto de la tricolor y no el proyecto a él… es momento de empezar a proyectar más allá del próximo mundial.

@bruscofabricio

 

Disyuntiva TV2489 Posts

Periodismo Digital Independiente #PDI

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register