“Perdió México”.

EL LADO BRUSCO

Fabricio Brusco

Mientras México le ganaba siete a cero a la pobrísima selección de Cuba, cuya figura juega en la liga de Guatemala, en Brasil comenzaba a disputarse la edición número 56 de la Copa América, un torneo que reúne a selecciones y jugadores de gran renombre y prestigio, y que por primera vez desde 1991, no cuenta con México entre sus participantes.

Si México hubiera podido elegir dónde nacer futbolísticamente, muy difícilmente hubiera elegido la CONCACAF, sin embargo, es lo que tocó. La zona futbolística que comprende el Caribe, Centroamérica y Norteamérica deja mucho qué desear, ya que no te exige ni te hace competir, te estanca en una zona de confort que te permite calificar al mundial fácilmente y ganar la Copa Oro cada dos años. Ante este panorama adverso para una selección que quería y necesitaba crecer, México logró a partir de 1993 participar en la Copa América como invitado, un torneo de selecciones que junta a tres de los ocho países campeones del mundo.

México tuvo desde 1993 y hasta 2007 grandes resultados, consiguiendo tres terceros puestos y dos subcampeonatos en siete ediciones. El problema comenzó en 2011, cuando en vez de llevar una selección top a disputar el torneo, se llevó a una selección plagada de juveniles y sin ningún referente importante, lo que llevó al conjunto nacional a su primer gran fracaso: no pasar la fase de grupos. En 2015, cuatro años después, parece que México no aprendió la lección y vuelve a hacer exactamente lo mismo ¿el resultado?  afuera en fase de grupos.

Ante estos fracasos, la Federación Mexicana de Fútbol explicó que llevaba una selección alternativa a la competición que organiza la CONMEBOL, porque la CONCACAF le exigía que llevara a su equipo “Top” a la Copa Oro; yo me pregunto ¿qué pasaría si México “desobedeciera” a la CONCACAF? y la verdad es que creo que no pasaría nada, porque la Copa Oro y la CONCACAF, sin México, no existen. Si el “TRI” fuera multado o vetado de la Copa Oro, pasaría a ser un torneo con un nivel similar al de uno amateur, por lo que difícilmente le impondrán una sanción.

Después de estos fracasos en los que dio la impresión de que México ninguneó la competencia, la CONMEBOL decidió que la selección azteca no fuera invitada a las ediciones 2019 y 2020 de la Copa América. Si hacemos un recuento de los resultados obtenidos a partir de la participación de México en la Copa América, notaremos que son muy importantes; nos daremos cuenta por ejemplo que de 1930 a 1990, México sólo superó dos veces la primera fase de un Mundial, mientras que a partir de la primera participación en la Copa América en adelante, México superó la primera fase del mundial en todas las oportunidades posibles.

La realidad es que a México le perjudica mucho no jugar la Copa América, ya que esto implica que no tendrá ninguna competencia de nivel para medirse antes del Mundial. Ojalá en un futuro, México pueda volver a participar de la Copa América y que además de eso se empiece a analizar seriamente la posibilidad de separarse de la CONCACAF y unirse a la CONMEBOL, hecho que sería maravilloso y que le daría a México ese poquito que le falta para competir al mismo nivel que las grandes potencias.

@bruscofabricio

 

 

Fabricio Brusco32 Posts

Estudiante de Periodismo apasionado por el fútbol, básquet, rugby y tenis.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register