Ucrania, a 30 años de la explosión en Chernobyl

Las heridas aún no cierran de la mayor catastrófe nuclear

Kiev (Xinhua) –Tres décadas han pasado desde el desastre de la planta eléctrica de Chernobyl, uno de los peores accidentes nucleares del mundo, que ha causado una extensa contaminación ambiental y dejado vastas áreas alrededor de la planta inhabitables por los próximos siglos, y hasta milenios.

El aniversario de la catástrofe es otro recordatorio de que la energía nuclear podría convertirse en una gran amenaza para el mundo si no se maneja con sumo cuidado y prudencia. No obstante, muchos expertos defienden que la energía nuclear es actualmente mucho más segura que hace 30 años y que su papel en la combinación energética de Ucrania es irremplazable.

Tragedia imposible de mitigar para la humanidad

La mañana del 26 de abril de 1986 tuvo lugar una tragedia imposible de mitigar para la humanidad, al explotar el reactor número 4 de la planta energética de Chernobyl, enviando una nube radioactiva al aire que contaminó un área de más de 60,000 kilómetros cuadrados en Ucrania, Bielorrusia, Rusia y varios otros países europeos.

Tres décadas después, los niveles de radiación son todavía elevados en el aire, el agua y la tierra alrededor de la planta. El impacto de la catástrofe en el medio ambiente fue tan severo que algunos ecologistas alegan que la zona no será apta para la habitación humana en muchos años.

“La contaminación radioactiva del accidente de Chernobyl se mantendrá por miles de años. Se reducirá gradualmente, pero el área será inservible para la actividad económica o la habitación humana”, declaró a Xinhua Oleksiy Pasyuk, experto en política energética del Centro Ecológico Nacional de Ucrania.

Mientras que oficialmente la zona de exclusión es inhabitable, unas 4.000 personas aún trabajan en la planta energética de Chernobyl. Además, entre 300 y 400 personas, en su mayoría ancianos, se han establecido ilegalmente dentro del área contaminada.

La vida también continúa en los límites de la zona de exclusión de 30 kilómetros de radio, y las personas en esos lugares están expuestas a altos niveles de radiación.

“Algunos usan madera contaminada para la calefacción. Después que la madera se transforma en ceniza, que tiene una alta concentración de sustancias radioactivas, la emplean como fertilizante en sus huertas. Y luego, consumen la comida cosechada ahí y se exponen al riesgo de las radiaciones”, subrayó Pasyuk.

Destacó también que unas 800,000 personas en Ucrania se han visto afectadas por el desastre de Chernobyl y la cifra sigue aumentando debido a la venta ilegal de alimentos, chatarras y productos forestales tóxicos en otras regiones del país.

“La radiación es invisible y eso dificulta la situación. El peligro reside primariamente en el hecho de que las personas no ven la radiación, pero los materiales radioactivos penetran en el cuerpo humano e irradian células que pueden provocar cáncer”, apuntó el ambientalista.

Consideró además que el desarrollo de la industria nuclear en Ucrania sería muy peligroso si el tema no se afronta adecuadamente. El conflicto en las regiones orientales del país y el hecho de que cuatro de cada 15 unidades de energía nuclear ucranianas trabajan bajo una vida útil prolongada incrementan los riesgos de una nueva tragedia nuclear, afirmó Pasyuk.

Avance en la mejora de la seguridad nuclear

Los expertos locales creen que la industria de la energía nuclear de Ucrania es mucho más segura desde el desastre de Chernobyl. El país ha actualizado sus plantas de energía nuclear acorde con los estándares de seguridad internacionales.

“Tras lograr su independencia, Ucrania realiza cada año la modernización de sus unidades de energía nuclear”, dijo a Xinhua Olga Kosharna, experta de la Inspección Estatal de la Regulación Nuclear de Ucrania.

En 2011, poco después del desastre de Fukushima, Japón, Ucrania se incorporó al programa internacional para la evaluación profunda de la seguridad de las plantas nucleares en Europa, y ahora todos sus reactores, incluso aquellos con un vida útil prolongada, funcionan según los estándares europeos de seguridad, resaltó.

El trabajo de limpieza tras el accidente en el área de Chernobyl también se desarrolla favorablemente.

Para tratar las continuas consecuencias del desastre de Chernobyl y evitar una mayor fuga de radiación, una cubierta protectora ha sido instalada sobre el reactor nuclear colapsado. Se prevé que la construcción del sarcófago se complete para finales de 2017.

“Actualmente, la construcción de un confinamiento seguro sobre el recinto del reactor avanza según lo previsto. Se planea que el arco sobre la antigua cobertura se complete a finales de 2016. Tomará un año para ponerlo en operación”, dijo Kosharna.

Sin embargo, perduran los desafíos para hacer de la instalación de Chernobyl un lugar completamente seguro. Uno de los principales problemas es la falta de financiamiento.

En 2011, donantes internacionales prometieron unos 550 millones de euros (unos 780 millones de dólares estadounidenses) al Fondo de Protección de Chernobyl, pero no son suficientes para transformar la planta nuclear en una instalación segura para el medio ambiente.

“Para reducir los riesgos, es necesario desmontar la estructura y examinar todo lo que está dentro de la instalación, particularmente el corium fundido que contiene combustible y alta actividad con isótopo de larga vida. Después, la sustancia debe ser empacada y enterrada de acuerdo con los procedimientos de la seguridad de la radiación nuclear”, explicó Kosharna.

Esto requerirá de fondos adicionales, que Ucrania no es capaz de obtener de fuentes internas debido a la crisis financiera, añadió.

Sin alternativa a la energía nuclear

Pese a que perduran muchos desafíos en el camino para garantizar la elevada sostenibilidad y la total seguridad de la energía nuclear, abandonar este tipo de energía es una tarea irreal para Ucrania, país que depende de la energía nuclear para más de la mitad de su generación eléctrica.

“Hoy, Ucrania no puede abandonar la energía nuclear porque es una piedra angular de su sector energético. La sustitución de la energía nuclear por otras fuentes de energía llevaría años y docenas, sino cientos, de miles de millones de dólares en inversión”, comentó a Xinhua el director de los programas energéticos del Centro Razumkov, Vladimir Omelchenko.

Además de su eficiencia en cuanto al costo, la energía nuclear tiene otra gran ventaja: no produce gases de efecto invernadero, causantes del cambio climático, de manera que es favorable para el medio ambiente.

Por eso, de usarse adecuadamente, la energía nuclear sería la fuente de energía más limpia, segura y económica en el mundo hasta la fecha.

Hablando de una posible sustitución de la energía nuclear por la renovable, lo cual es muy debatido entre los ambientalistas locales, Omelchenko puntualizó que dichas fuentes energéticas no son alternativas, sino opciones complementarias, que tienen sus propios consumidores.

“La energía renovable y la nuclear deben desarrollarse de manera sincrónica. Por ejemplo, ahora, la tarifa de la energía renovable, primero que todo, de la energía eólica y la solar es mucho más alta que en el caso de la energía nuclear”, prosiguió.

Además, sugirió a Ucrania aprender de las experiencias de China y la Unión Europea (UE) de introducir gradualmente la energía ecológica en la combinación energética del país.

“Espero que en el futuro, Ucrania siga el ejemplo de la UE, donde la energía ecológica está en auge, y de China, un líder mundial en el desarrollo de la energía ecológica”, apostilló.

“Pero nuestro país solo podrá embarcarse en este camino después de que se estabilice la situación financiera y política, y se creen todas las condiciones necesarias para atraer inversión en la energía  ecológica”, precisó Omelchenko.

 

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register