Violencia y fútbol.

Daniel Palavicini Villarreal.

La violencia en todo aspecto de la vida es condenable y en el fútbol no es la excepción…
Todos quienes somos aficionados a un equipo de fútbol, disfrutamos, lloramos, gritamos, nos enojamos y cortamos las venas por el gol del equipo rival o por una mala decisión arbitral.
Pero no se debe permitir que las pasiones desborden a expresiones violentas. Este fin de semana sucedieron tres acontecimientos que llamaron mucho la atención y en tres países distintos. Primero en México, un aficionado de Lobos BUAP reclamando y encarando a Francisco Rodríguez por “falta de compromiso” con el equipo hasta que el jugador contesto a las provocaciones y empujó al pseudo aficionado, hecho que no llego a más gracias a la intervención de las autoridades. En Inglaterra los aficionados del West Ham entraron a encarar a los jugadores e incluso llegaron a los golpes mientras que a los directivos les amenazaron de muerte con señas como en los tiempos de los hooligans. y en Grecia, en un hecho vergonzoso y repudiable, el dueño del equipo PAOK-Salónica, Iván Savidis, entro a la cancha con una pistola en dirección al árbitro del encuentro con el AEK de Atenas, por que no le gustaron las decisiones del silbante. Tal hecho no llego a más gracias a la intervención de jugadores y autoridades. Esto causó la suspensión de la liga Griega, liga que ya ha sido suspendida en varias oportunidades por violencia en los estadios.
Nos podemos emocionar cuando nuestro equipo anota un gol, podemos gritar cuando se falla o cuando el técnico hace un cambio que no nos agrada o cuando el árbitro pita algo que nosotros vimos de distinta manera pero no hay que dejarnos arrastrar por la frustración y la violencia.

Es un discurso gastado pero vigente. Debemos seguir pugnando por eliminar el peligroso binomio violencia-fútbol.

@DanielPalavici1

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register