El crimen organizado se adueña de las carreteras en México

Las carreteras de los estados de México, Puebla y Michoacán son las más inseguras del país para el transporte de carga. / Foto: Cuartoscuro

Por Luis Brito

MEXICO (Xinhua).-  En carreteras de tres estados de México, los chóferes de tráilers cargados con televisores, equipo de cómputo o licores corren mayor peligro de ser amenazados a punta de fusil por grupos de crimen organizado para robar su mercancía.

Varios dirigentes del sector de la seguridad privada dijeron a Xinhua que actualmente los estados de México y Puebla, ambos en el centro, y Michoacán, en el oeste, son los más inseguros del país para el transporte de carga, porque sus carreteras concentran la mayoría de los robos.

“Las estadísticas ponen al estado de México en primer lugar, después a Puebla y Michoacán”, aseguró el presidente de la Asociación Nacional de Empresas de Rastreo y Protección Vehicular (ANERPV), Mario Espinosa.

En México, camiones y tractocamiones movilizan a través de la red de carreteras un promedio anual de 487 millones de toneladas de mercancía, casi el 60 por ciento de la carga total nacional, según cifras del gobierno federal.

Espinosa, que representa a empresas que brindan el servicio de rastreo satelital a 700.000 vehículos de carga propiedad de grandes compañías, detalló que el primer lugar en robos es el tramo de la autopista México-Querétaro que atraviesa municipalidades del estado de México.

Esa autopista, que conecta la capital mexicana con el estado de Querétaro, es una de las más utilizadas del país porque el promedio de su tránsito mensual ronda los 3,5 millones de vehículos, de acuerdo con datos oficiales.

La autopista que corre entre la ciudad de Puebla y el puerto de Veracruz, en el oriental estado del mismo nombre, es por ahora la segunda más insegura para los vehículos de carga, detalló Espinosa conforme a la información con la que cuenta su asociación.

El dirigente de ANERPV expuso que el tercer punto de riesgo se ubica en carreteras del noroeste de Michoacán, usadas por los tractocamiones para transitar entre el centro del país y ciudades occidentales como Guadalajara, del estado de Jalisco.

“A los que más roban son los que llevan cosas que son rápidas de vender: televisores, computadoras, vinos, cigarrillos, línea blanca. Todo eso es lo que más roban”, aseguró Espinosa.

Los grupos delictivos tienen un modo de operar en común: entre seis y ocho asaltantes viajan en dos o tres camionetas con las que cierran el paso a los tractocamiones, obligan al chófer a descender apuntándole con un fusil y uno de los criminales toma su lugar en el volante para llevarse el vehículo.

“Ya es un plan orquestado en el que traen los vehículos para subir la mercancía. Ya saben dónde, a qué hora, vienen preparados”, dijo Espinosa.

Por su parte, el presidente del Consejo Nacional de Seguridad Privada (CNSP), Samuel Cacho, afirmó que se trata de grupos de delincuencia organizada porque cuentan con los hombres necesarios para ejecutar los asaltos, inmuebles para ocultar la mercancía y contactos en el mercado negro para venderla.

“Hay zonas identificadas, el estado de México es donde más robos hay quizá porque es la entrada a la gran urbe de la Zona Metropolitana del Valle de México”, apuntó en entrevista el dirigente del consejo que agrupa a las 63 firmas de seguridad privada más grandes del país.

De acuerdo con cifras del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), en 2015 se registraron poco más de 2.000 robos con violencia en carreteras del país, una cifra similar a la registrada durante los tres años previos.

Al menos la mitad del número de robos fue en contra de los vehículos de carga, indican las estadísticas de la instancia que coordina las políticas públicas de seguridad entre el gobierno federal y las 32 entidades del país.

Sin embargo, el presidente de la ANERPV advirtió que existe una cifra negra en la incidencia del robo a los transportistas debido a que en ocasiones los dueños de los vehículos o la mercancía optan por no denunciar.

Espinosa abundó que a lo largo del año pasado clientes de las firmas que preside sufrieron unos 150 robos, de los cuales 120 camiones y tractocamiones lograron ser recuperados después de que se rastreó su ubicación.

“Los vehículos generalmente los abandonan después de robarlos. Pasan la mercancía a sus vehículos y dejan el camión abandonado kilómetros adelante escondido en brechas”, detalló Espinosa.

Cuando los criminales no abandonan los tractocamiones, los ocultan en inmuebles para desarmarlos y vender sus partes en mercados de municipalidades de los estados de México, Querétaro y Veracruz, agregó.

Cacho, presidente del CNSP, indicó que el monto de robos va comúnmente de los 200.000 pesos (unos 11.200 dólares estadounidenses) hasta millones de dólares cuando se trata de equipo de cómputo o electrónico.

“Es delincuencia organizada, totalmente. Tienen a chóferes, tienen donde almacenar la mercancía, la logística para deshacerse de ella rápido, al cliente a quien venderla”, advirtió Cacho.

 

Enrique Cárdenas208 Posts

Fundador de Reforma y de exitosas páginas online de los medios El Universal, Televisa y Excélsior. Pionero en el periodismo digital.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register