El miedo a perder…

EL LADO BRUSCO

Fabricio Brusco

Después de 180 minutos exageradamente aburridos, América logró ganarle el campeonato a un Cruz Azul que jugó una final con un pánico escénico que lo lleva a extender su maldición por, al menos, seis meses más.

Uno pensaría que un equipo que tiene veintiún años sin ser campeón sale a una final con todas las expectativas del mundo de ganar y romper esa mala racha, sin embargo, Cruz Azul salió a la cancha con el propósito de no perder; nunca se les cruzó por la cabeza que podían salir a ganar el partido. El azul no generó nada en 180 minutos y de esa forma es imposible ganar una final… y no es que el América haya jugado un partido excepcional, pero aun jugando con un planteamiento bastante mediocre, le alcanzó para ganar.

Cruz Azul terminó jugando a nada, traicionó todo lo que lo hizo llegar a la final y decidió salir a la cancha a ver qué pasaba. Eso le costó bastante caro, y es que en los últimos 90 minutos, cuando tenía que salir a ganar el partido, no hizo ni un tiro a la portería de un América que tuvo una estrategia similar, solo que a diferencia del conjunto cementero, supo aprovechar los errores del equipo rival.

Cruz Azul y América jugaron con miedo a perder el juego y eso, en la mayoría de los casos, nos termina entregando un partido horrible. Los equipos en vez de salir a la cancha a proponer el partido e intentar instalar su juego, salieron a anular el planteamiento del rival. Pareciera que el dolor de perder era más grande que la alegría por ganar, por lo que los equipos salieron a la cancha a refugiarse, sin generar nada de la media cancha en adelante.

La serie fue monótona y aburrida, hasta que las águilas lograron meter un gol después de un error en la salida de Cruz Azul, a partir de ahí, el partido se abrió para un América que supo generar varias situaciones y desesperó a un conjunto cementero sin ideas.

La final del Apertura 2018 nos decepcionó a todos con dos equipos que tuvieron en común el miedo a perder, y es que aunque algunos hablen de estos partidos como una “batalla estratégica”, no son más que contiendas donde la única estrategia es que el rival no haga daño, dejando totalmente en segundo plano el generar juego y situaciones de gol.

 @bruscofabricio

 

Fabricio Brusco30 Posts

Estudiante de Periodismo apasionado por el fútbol, básquet, rugby y tenis.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register