El respeto al derecho ajeno…

Jorge Luis Urzúa Flores
@j_urzua

“Entre los individuos, como entre las naciones, el respeto al derecho ajeno es la paz”. Una de nuestras máximas atribuidas al prócer oaxaqueño, que muy seguido citamos y constantemente ignoramos en este país.

Prueba de ello es el conflicto que enfrenta a la sociedad ante un tema que ni siquiera tendría que ser considerado un dilema, el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Por un lado, los sectores conservadores que injustificadamente se adueñan y monopolizan el concepto de “familia”, alentados principalmente por la Iglesia Católica y otros cultos, que tratan de imponer sus dogmas trasnochados, sin reconocer sus propios pecados como la pederastia o la complicidad con crímenes de lesa humanidad en algunos episodios de la historia como la Inquisición, la Conquista y el Holocausto.

Pero la controversia sobre los matrimonios entre personas del mismo sexo va más allá de las cuestiones morales y religiosas.

Es un problema que deja ver los anacrónicos conceptos sobre los que basamos nuestra convivencia, la doble moral de una sociedad que sigue ocupada en “guardar las apariencias”, de apegarse a las “buenas costumbres”, a pesar de que la “familia tradicional” ha estado compuesta por la ‘casa grande’ y la ‘casa chica’, la familia tradicional, que tanto se defiende, es la disfuncional.

El México de ayer y de hoy, sigue ocultando bajo la alfombra los escándalos, los hijos fuera del matrimonio, los divorcios, las madres solteras y hasta hace muy poco, los nacimientos con alguna clase de discapacidad o malformación. Si hoy las mujeres no se resignan a ser “la otra”, es por su propia independencia que ha mitigado al machismo tradicional.

¿Cuál es entonces el verdadero concepto de “familia tradicional” que se defiende desde la iglesia católica y las sociedades “mochas” que acuden cada domingo a darse golpes de pecho para el perdón de sus inconfesables pecados?

La familia es un concepto que aplica individualmente, tanto para hombres y mujeres, -con o sin hijos-, madres solteras independientes o apoyadas por sus padres, o personas del mismo sexo que unen sus vidas y que en el caso de las lesbianas, no necesitan un permiso de la sociedad para tener hijos y criarlos juntas.

Son los mitos y los tabúes los que confunden a los niños y adolescentes y no una realidad que ha existido desde que el mundo es mundo. La homosexualidad.

Una pregunta muy recurrente de los retrógradas es: ¿cómo explicar a un niño la cuestión de tener “dos papás o dos mamás”?

Pero no se hace la pregunta cuando esos niños tienen dos papás, a causa de un divorcio o un papá y un padrastro que en algunos casos los margina, o bien papá o mamá que viven en conflicto, juntos o separados. Los consabidos casos de “alineación parental”, en el que uno y otro progenitor envenenan el alma del hijo para que se vaya con uno u otro.

La perversión de la familia puede darse de muchas formas y no por estar encabezadas por personas del mismo sexo.

Preocupan los calificativos proferidos por quienes aborrecen a los homosexuales, a pesar de que -según los convocantes a las marchas de este fin de semana-, la manifestación “no se trató de una expresión homofóbica o anti gay”.

Difícil quitarle ese tono en un país que tiene un alto índice de crímenes por odio.

Es por ello, que la sociedad debe serenarse y las dos partes ceder en algo. Qué más da llamarle o no matrimonio a las uniones jurídicas homosexuales, si además, esta discusión en los hechos es ociosa.  La Suprema Corte de Justicia de la Nación, ha reconocido este derecho, por lo que las marchas contra la iniciativa presidencial para modificar el artículo cuarto constitucional, en realidad, salen sobrando.

 

Jorge Urzua581 Posts

Periodista con 30 años de experiencia en medios electrónicos, con especial predilección por la radio, pero fascinado con las posibilidades que hoy ofrecen las nuevas tecnologías de la información.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register