Una semana compleja para Peña

Israel Quiñones
@IsraelQDigital

Está semana que terminó, trajo con ella distintos símbolos dignos de una reflexión profunda, en donde el desagrado por un solo personaje resalta de entre los acontecimientos más impactantes de un país en un claro desvanecimiento social, económico y político, ya que se logran vislumbrar nubarrones preocupantes, pero ante la mirada del pueblo el responsable directo es uno: Enrique Peña Nieto.

Es necesario resaltar que muchos de los recientes acontecimientos no son directamente responsabilidad del presidente, sin embargo, también es cierto que los mexicanos somos rehenes de un sistema presidencialista, en el que según la tradición política de este país el responsable directo de las decisiones trascendentales es el mismo jefe del ejecutivo federal o en su defecto, resulta ser el salvador del día con la misma acción; la toma de decisiones es la actividad más importante de un primer mandatario.

Es imposible no nombrar a Roger Waters, músico británico que recientemente ofreció conciertos en la Ciudad de México, en los que solicitó ante miles de oyentes, la renuncia de Peña y al mismo tiempo ridiculizó a Donald Trump, con alusiones de un gran cerdo volando sobre los escenarios en los que estuvo exponiendo su arte. No es tanto el hecho de que uno de los que fuera miembro de la banda Pink Floyd lo hiciera, sino que el acto, resultó convertirse en una ventana hacia el mundo, sobre el repudió que muy buena parte de un país siente por su presidente.

Habríamos de tomar diversas visiones del asunto, pero lo real, lo más relevante, se puede traducir en que la clase media de México se siente herida y ofendida con todo lo que ha venido sucediendo y no sólo ellos, si no que una inmensa mayoría está con la idea de la renuncia presidencial, con ello se esperaría una especie de cambio inmediato a la vez de que se le pudiese dar castigo a un mal líder, mal administrador y mal representante de un país.

Además de está situación, el presidente siguió respetando una costumbre que ya le podemos nombrar tradición. Y es que al verse en medio de otro escándalo mediático, salió del país, pero en está ocasión a un funeral de un personaje cuestionable y no muy bien observado por los ojos del mundo en la totalidad de sus actos, me refiero al señor Shimon Peres, exlíder del Estado de Israel.

Mientras tanto en este lado del mundo, se conmemoraba un año más de los terribles acontecimientos de 1968 en la plaza de Tlatelolco y esto nos remonta inmediatamente al 26 de septiembre de 2014, a la desaparición de otros 43 estudiantes. Entre 2 más 48, nos dan como resultado 50 años de impunidad, en actos que involucran a la juventud mexicana siendo reprimida y asesinada en plazas públicas ante los ojos de la autoridad, que de cierto modo se convierte en el verdugo de las aspiraciones de libertad y democracia.

No se trata de buscar mártires o en su defecto de culpar al hoy presidente del país de todo lo malo que ocurre aquí, sin embargo, si podemos hablar de un silencio nefasto y cómplice del dolor de decenas de familias, de cientos de desaparecidos, de miles de damnificados por la guerra contra el narco, de millones en la pobreza por la precariedad del empleo. Eso si se lo podemos achacar a una administración que no ha demostrado tener los arrestos suficientes para solucionar lo que el entonces candidato y aspirante a los Pinos prometió y hasta firmó.

Son tantas las malas condiciones que imperan en este país, que en ocasiones se dificulta mucho vislumbrar algo lo suficientemente esperanzador para alcanzar las mejoras necesarias con las que podamos salir de este atolladero. Es necesario reflexionar, pensar, pero es inminentemente urgente actuar con responsabilidad para alcanzar las verdaderas mejoras estructurales en un sistema que ya no funciona.

No veo como una solución viable, ni jurídica la renuncia de Peña, mejor que acabe en silencio, sin más reformas inútiles que sólo golpearon al pueblo y a la economía. Es mejor pensar en lo que viene, en adquirir la responsabilidad del voto pensado y reflexionado por una mejor opción y no a cambio de tarjetas de Soriana.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register